Quedan pocos días para despedirnos, para que te vallas lejos de mí.. Quedan muchos más en el calendario para extrañarte, soñarte, intentar sentirte y mirar viejas fotos.
El teléfono volverá a ser parte esencial de nuestras vidas, aunque siempre me ahogue, me distancie más de vos y tu voz se sienta fría y lejana. Necesito tenerte a mi lado, no que me cuentes tus días a través de un teléfono, pero no quedan demasiadas más opciones.. Sólo una y nada más que una..
En que momento de la relación uno debe jugarse por el otro, aunque se esté tirando a un precipicio que no tenga un final visible? Es el momento de apostar el todo por el nada y quedarme con vos SIMPRE? Quién garantiza que ésta nueva realidad nos haga bien?
Demasiadas preguntas y aún pocas respuestas..
5 Responses
  1. Leila Says:

    la distancia es dificil, pero se supera.. como todo en esta vida..


  2. Blanky Says:

    no hay garantias, solo apuestas inciertas...
    creo q hay q hacer lo que creemos es correcto y nos haga feliz... al ser feliz nada se pierde sino todo vale la pena :)
    sabiduria para ti querida... y mucho sin saber de ti... cuidate mucho te mando un fuerte abrazo.


  3. Floripondia Says:

    Solo el corazón sabe que hacer, hay que dejarlo a él que hable y obedecer.


  4. noe Says:

    Sí, hay que jugarsela sin seguridad de nada, solo con las mejores esperanzas y las fichas puestas en que va a funcionar. El que no arriesga no gana, no?


  5. renzo Says:

    un ex-enamorado puede comentar? ):

    te sigo


Publicar un comentario